Argentinos Amigos de Paz Ahora Amnistía Internacional
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Viernes, 20 de octubre de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 16 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1892 - Nace Jomo Kenyatta, político y presidente de Kenya.
1975 - Empieza la "Marcha verde" de miles de marroquíes sobre las posiciones españolas en el Sáhara, para forzar su abandono.
1991 - Las elecciones celebradas en Turquía dan 178 escaños al Partido de la Recta Vía -de centro derecha- y 115 al Partido de la Madre Patria, liderado por Turgut Ozal.
1991 - El gobierno israelí decide asistir a la Conferencia de Paz en Madrid.
1998 - La explosión de un oleoducto de Nigeria provoca la muerte de más de 500 personas.
2002 - El primer ministro Ariel Sharon propone a George Bush un plan conjunto para neutralizar los misiles iraquíes.
Publicidad

Por los chicos

Idi Amín Dadá
Presidente de Uganda (1971-1979)
Ultima Actualización: 21-08-2003
( 1925  -  16/8/2003 )

Otras fuentes
 
  Un aprendiz de Hitler, por César Vidal
  El carnicero de Africa, por Felipe Sahagun
La propensión de Amin a los discursos exagerados y a otorgarse medallas y títulos lo hacían aparecer como un bufón entre los dictadores africanos, pero el modo en el que mantuvo su poder no fue para nada gracioso.

Se estima que sus fuerzas asesinaron al menos a 300.000 ugandeses desde su llegada al poder por medio de un golpe de Estado en 1971 hasta su expulsión por una fuerza combinada del Ejército de Tanzania y exiliados de Uganda en 1979.

Amin nació dentro de la etnia kakwa en el poblado de Koboko alrededor de 1925. En 1946 se unió como cocinero al regimiento King's African Rifles de las fuerzas coloniales británicas.

Su físico inmenso lo ayudó a escalar posiciones en el Ejército y, un lustro más tarde, en 1951, a convertirse en campeón de boxeo de peso pesado de Uganda, un título que mantuvo por nueve años.

En ese tiempo cometió sus primeras atrocidades mientras combatía en defensa de los británicos contra los rebeldes Mau Mau en la vecina Kenya con el grado de cabo, cuando, según reportes, ordenó torturar y asesinar civiles y vio1ó a mujeres.

Los británicos lo promovieron a teniente, convirtiéndolo en uno de los primeros ugandeses en alcanzar ese rango.

Cuando Gran Bretaña concedió la independencia a Uganda en 1962, el gobernador saliente, Walter Couts, presuntamente le dijo sobre Amin al nuevo primer ministro ugandés, Milton Obote: "Le advierto que este oficial puede causarle problemas en el futuro".

Al principio Obote confió en Amin y lo designó para asistir a la oposición rebelde en el vecino Congo, donde éste se benefició con el tráfico ilícito de oro y marfil.

En 1966, Amin se convirtió en jefe del Ejército y la Fuerza Aérea y lideró un ataque al palacio del kabaka (rey tradicional) de la etnia Buganda, que había denunciado corrupción en el régimen de Obote.

Pero la relación entre Amin y Obote, presidente desde 1966, se deterioró en una atmósfera de mutuas sospechas.

El 25 de enero de 1971, mientras Obote se hallaba fuera del país en un encuentro del Commonwealth británico, Amin y unos pocos de sus colegas militares de confianza tomaron el poder.

Así comenzó un reino del terror como no se había visto en África desde el fin de la era colonial. Amin ordenó rápidamente la ejecución de cientos de soldados de las etnias en las que no confiaba. La mayoría fue asesinada en masa por escuadrones de fusilamiento. Algunos de sus enemigos más violentos fueron decapitados, y la leyenda afirma que el dictador guardaba las cabezas en un congelador.

Los historiadores estiman que sus fuerzas de seguridad mataron a entre 300.000 y 400.000 personas, la mayoría civiles de etnias rivales, entre ellas, la máxima autoridad de la Justicia ugandesa, el titular del Banco Central, el arzobispo anglicano y el vicerrector de la Universidad de Makerere.

Mientras, Amin dirigía a Uganda hacia la ruina, con promesas grandilocuentes que habrían dejado al país en bancarrota incluso si hubiera habido algún dinero en las arcas del tesoro.

"Amin no tenía idea de cómo gobernar. Era casi analfabeto, su inglés era pobre, leía muy mal y sólo firmar documentos ya preparados le resultaba difícil", dijo alguna vez su secretario privado, Henry Kyemba.

Entretanto, Amin se autoproclamó mariscal de campo, presidente vitalicio, conquistador del imperio británico y rey de Escocia, y se condecoró a sí mismo con la Cruz de la Victoria, la Cruz Militar y la Orden al Servicio Distinguido. Sus medallas eran tantas que llenaban su uniforme hasta cubrir su generosa barriga.

En 1972 aseguró que Dios le dijo en un sueño que debía expulsar del país a todos los descendientes de indios y paquistaníes, cosa que hizo, para luego traspasar los negocios de los expulsados a sus amigos.

Para 1978, la economía de Uganda se había reducido a casi nada, y Amin lanzó una invasión a Tanzania como una maniobra distractiva. Pero Tanzania devolvió el golpe y sus tropas entraron en la capital, Kampala, el 11 de abril de 1979.

Amin huyó a Libia, uno de los escasos países con los que mantuvo relaciones diplomáticas durante su gobierno, pero se vio obligado a partir otra vez en menos de un año. Aceptó una oferta de asilo en Arabia Saudita, donde vivió hasta su muerte, el 16 de agosto de 2003.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.040 Segundos